Mujer desnuda en la cama

Desde mi coño, desde mi desnudez

Vienes dispuesto a mirarme,

a observarme con tu cámara.

Yo, me desnudo ante ti, a través de esas manos.

Unas curiosas manos que irradian ternura, fuerza, sensibilidad, placer, sentidos, posibilidad, libertad…y, que sacian mi hambre.

Creo saber lo que buscas. O, al menos, es lo que imagino…

Deseas adentrarte en “otros mundos”,

y, para ello, necesitas que te muestre mi desnudez,

disidente, subversiva, no normativa, biopolítica.

Pero, también buscas en mí, que te enseñe mi jadeo, mi excitación, mis gemidos…

Quieres ver cómo me refuerzo de placer, al masturbarme.

Sigo desnudándome, con esas manos,

mientras, tú, sigues observando…

Esas manos, un tanto caprichosas, me ofrecen sensaciones,

despiertan en mí el deseo,

un deseo muy concreto.

Me invitan al autoerotismo,

al placer conmigo misma,

a buscar en mí, esas partes de mi cuerpo que jamás había podido acariciar por mí misma.

Mis pezones, mi coño, mi vientre… Mi cabello…

Estos vocablos nunca habían formado parte de mi geopolítica,

No sabía que existían.

Acabo de descubrirlos.

Esas manos, que están siendo grabadas,

me han apoyado para encontrarlos,

desde lo fáctico y terrenal.

Estas manos, que sacian mi hambre de sexo.

Descubro, también, que mi mano puede deslizarse por mi cuerpo,

acompañada de esas bonitas manos.

¡Mi mano!, qué curioso, forma parte de mí desde el principio de los tiempos,

de los míos y,

sin embargo, todavía es una gran desconocida.

Hasta hoy, no habíamos estado en con-tacto.

Es suave, tímida, dulce, sensible…

No puedo decir más sobre ella, porque, verdaderamente, apenas la conozco.

Sólo sé que me gusta.

Estoy totalmente desnuda, y expuesta a tu cámara,

y a sus manos.

Es un momento, íntimo, muy excitante,

Por primera vez, verbalizo mis deseos,

reflexiono sobre ellos para poder expresarlos,

los racionalizo.

Mientras mi mano, con esas manos, recorre esa pequeña porción de mi cuerpo,

toda mi erótica se pone en funcionamiento.

Siento.

Siento sensaciones placenteras, agradables, intensas…

Desde mi coño,

desde mi desnudez.

Este trabajo está inspirado en la historia de Asistencia Sexual del documental “Yes We Fuck” 2015, dirigido por Antonio Centeno y Raúl de la Morena. Mi mayor agradecimiento a ambos por hacerme partícipe de este proyecto y, muy en especial, gracias a mi Asistente Personal, y buen amigo, Teo Valls, por nuestra bonita puesta en escena. Sin lugar a dudas, estamos haciendo camino.

Si continuas utilizando este sitio se considera que aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar